• Riot Games

    Riot fue fundada en 2006 por un grupo de jugadores emprendedores que creían que el desarrollo de juegos centrados en el jugador podría dar como resultado grandes juegos. En 2009, Riot lanzó su primer juego, League of Legends, que fue aclamado por la crítica y los jugadores. Es el juego online para ordenador más jugado del mundo, con más de 67 millones de partidas cada mes. Los jugadores son los pilares básicos de nuestra comunidad, y es por ellos que seguimos evolucionando y mejorando la experiencia de League of Legends.
     

Manifiesto de Riot

LA EXPERIENCIA DEL JUGADOR ES LO PRIMERO

Hacemos mucho hincapié en la experiencia global del jugador, ya sea la primera partida de un novato o la enésima de un veterano, tanto en la instalación del juego como en los emparejamientos o en la retransmisión de deporte electrónico. Todo es importante.

Prestamos atención a lo que los jugadores nos dicen, tanto en Internet como fuera de él, mediante sus palabras o sus comportamientos. Analizamos todo con precisión.

Y actuamos siempre con el objetivo último de hacer que la experiencia general del jugador sea cada vez mejor.

DESAFIAMOS LAS CONVENCIONES

Imposible es nuestra forma favorita de decir posible. Tenemos una falta de respeto sana por las reglas, vemos las cosas desde un punto de vista distinto y tiramos piedras contra lo establecido.

NOS CENTRAMOS EN EL TALENTO Y EN EL EQUIPO

Atraemos, desarrollamos y cultivamos equipos fantásticos. Nos parecemos más a un equipo deportivo que a una familia.

¿Cómo? Acumulamos equipos con talento y los dejamos libres para que ejerciten sus propias dinámicas emprendedoras, tanto de juicio como de capacidad de acción, en todo lo que respecta al proceso creativo y a la burocracia.
 

NOS TOMAMOS EL JUEGO EN SERIO

No es sólo un juego. Jugamos a infinidad de juegos, sobre todo a los nuestros. El primer día en Riot siempre comienza con una sesión de juego. Intentamos convertirlo en un hábito diario.

Aunque somos profesionales serios, no nos tomamos demasiado en serio a nosotros mismos. Nos gusta sacar tiempo para jugar y divertirnos, ya sea metiendo memes en las presentaciones, usando pistolas de agua en las reuniones, o aprovechando la zona de juego en red LAN que tenemos en el corazón de nuestras oficinas.

AMBICIOSOS, PERO HUMILDES

Somos ambiciosos pero humildes. La ambición cura el síndrome de "esto no lo hemos inventado nosotros" y otras enfermedades de complacencia corporativa. Los planes pequeños carecen de toda magia.

La ambición pura acaba siendo algo grotesco, así que la humildad también es imperativa. Estamos abiertos a todo tipo de comentarios y nunca nos olvidamos de las familias, compañeros de equipo, camaradas y (sobre todo) jugadores que hacen que todo esto sea posible.